fbpx

Qué ver y qué hacer en Florencia

Italia es uno de los países más bonitos de Europa y del mundo. Con preciosas ciudades que invitan a ser recorridas una y mil veces. Una de ellas es la mágica ciudad de Florencia, la cuna de los Uffizi y del Renacimiento. Florencia enamora tanto a los amantes de la historia como a los viajeros más aventureros, y es que su esencia ha perdurado en el tiempo haciendo que sea un rincón del mundo al que volver siempre. 

Desde la espectacular Santa Maria del Fiore hasta la Piazzale Michelangelo, la capital de la Toscana es un museo al aire libre. Sus callejuelas, sus edificios y sus plazas son auténticos monumentos y obras de arte. Florencia guarda secretos únicos y en sus calles han pasado miles de historia que solo los edificios y las estatuas clásicas conocen realmente. 

Pasear por la orilla del Arno, ver atardecer desde los miradores más bonitos de la ciudad, tomarse uno de los mejores helados italianos o aprender más del arte clásico son algunas de las cosas que podemos hacer en Florencia. Pero en la ciudad italiana hay un sinfín de planes que descubrir y vivir. Nosotros te vamos a contar cuáles son las cosas imprescindibles que ver y hacer en Florencia en una escapada rápida ¡te encantarán!

15 COSAS QUE VER Y QUE HACER EN FLORENCIA

Son tantos los rincones y secretos que descubrir en Italia que un solo viaje a la capital florentina ¡se queda corto! Por eso, te vamos a contar cuales son nuestros rincones favoritos de la ciudad y las cosas que no puedes perderte si la visitas. ¡Estate atento!

1. PIAZZA DEL DUOMO

Una de las plazas más cautivadoras y bonitas del mundo es la Plaza del Duomo en Florencia. La sensación que recorre el cuerpo al entrar en esta preciosa plaza es indescriptible cuando se vislumbra la majestuosa Catedral de Santa Maria, el Battistero de San Giovanni y el Campalile de Giotto ¡la belleza del lugar te deja sin palabras! No hay un ángulo de toda la plaza del Duomo que nos muestre una imperfección.

Esta plaza es el centro religioso y espiritual de la ciudad, y la gran mayoría de rutas y caminos por Florencia comienzan y terminan en ella. La gran mayoría de los monumentos que encontramos en este rincón de la ciudad están construidos con mármol blanco y decoraciones verdes. Una perfecta armonía que nos recuerda por qué Italia es una de las mecas del arte. 

Una de las mejores cosas que hay que hacer en Florencia es pasear tranquilamente por la plaza del Duomo, contemplar a los pintores callejeros, las caras de asombro de otros viajeros, y dejarse transportar a una Florencia mágica. 

2. VISITAR LA CATEDRAL DE SANTA MARIA DEL FIORE

La espectacular catedral de Santa María del Fiore, conocida también como el Duomo, es un símbolo de Florencia y de Italia ¡es el elemento protagonista del skyline de la ciudad!. Su belleza y su majestuosidad es impresionante, considerada como una de las iglesias más grandes de la cristiandad, el Duomo junto con el Campanile, se sitúa en el top 1 de cosas que ver en Florencia. 

La catedral empezó a construirse a principios del siglo XIII y finalizó 72 años después, en el año 1368. Su tamaño es espectacular y además de su fachada construida en mármol blanco y verde, lo que más destaca de la catedral es su inmensa cúpula de 42m de diámetro. Su presencia imponente parece que custodia toda la ciudad de Florencia y la protege. 

Una de las curiosidades que más sorprenden de la catedral es la austeridad de su interior. Si el exterior del templo es de una asombrosa belleza, cuando se entra en él, la decoración es austera y todo el protagonismo se lo lleva la preciosa cúpula de Bruelleschi. 

¿Quieres saber cuál es otra de las mejores cosas que hacer en Florencia? ¡Subir hasta lo más alto de la cúpula! Para los viajeros más miedosos puede que tengan un poco de vértigo, y es que para subir hasta lo alto de la catedral hay que subir más 400 escalones que en algunos tramos son demasiado vertiginosos. Pero merece la pena el esfuerzo para sentir la emoción de estar tocando el cielo desde uno de los edificios más bonitos del mundo. 

3. EL CAMPANILE

El Campanile de Giotto es otro de los lugares imprescindibles que ver en Florencia. La belleza de este campanario es equiparable al de la catedral, construidos ambos del mismo mármol y decorados en el mismo color. Lo que hace que sean una combinación perfecta y en armonía. 

El campanario de Florencia con una altura de más de 80 metros, comenzó a construirse en el siglo XIV, por los artistas Gittto y Pisano a la vez que se construía la catedral. A día de hoy se le considera uno de los campanarios más bonitos no solo de Florencia sino de todo Italia ¡y no es para menos!

Florencia tiene un sinfín de rincones desde donde apreciar las preciosas vistas de la ciudad, pero uno de los mejores lugares para admirar la belleza de Florencia es desde lo alto del campanario. Subir sus más de 400 escalones es algo que hay que hacer en Florencia y es que el paisaje que nos regala el Campanile de Giotto desde lo alto ¡son espectaculares!

Dicen que uno de los mejores momentos para subir es al atardecer pero nosotros creemos que ¡cualquier hora es buena! Te aseguramos que la panorámica del Campanile no te defraudará y no querrás bajar de aquí.

4. EL BATTISTERO DE SAN GIOVANNI 

En la plaza del Duomo encontramos otro de los rincones imprescindibles que hay que ver en Florencia: el Battistero de San Giovanni. Justo enfrente de la catedral se encuentra el que es el edificio más antiguo de Florencia y otro de los más bonitos. Al igual que el Duomo y su campanario, el Baptisterio está construido en mármol blanco, lo que completa la armonía artística de la plaza. 

Si te estás preguntando qué es un baptisterio, es un edificio religioso ubicado normalmente de forma externa de las iglesias y las catedral y que tiene la función de realizar bautismos en su interior. 

Aunque el edificio es de unas dimensiones pequeñas y en principio su exterior no llama mucho la atención, en su interior guarda un precioso regalo: unos mosaicos bizantinos que decoran su bóveda. Además en su interior está enterrado el antipapa Juan XXIII. 

Para entrar al Battistero de Florencia podemos hacerlo por tres puertas diferentes pero sin duda la más bonita y la principal es “La Puerta del Paraíso”. La puerta está decorada con diferentes escenas del Antiguo Testamento y se tardo casi 30 años en construirla. 

5. CRUZAR EL PONTE VECCHIO

Ir a Florencia y no cruzar el río Arno por el Ponte Vecchio es como ir a París y no subir a la Torre Eiffel. El Ponte Vecchio es otro de los lugares imprescindibles que ver en Florencia y atravesarlo es una de las cosas que tenemos que hacer si viajamos a la ciudad. 

Es todo un símbolo en Florencia, con sus casitas y tiendas colgantes, es uno de los puentes más famosos del mundo y ¿sabías que es el puente de piedra más antiguo de Europa? Hay documentos que aseguran que este puente fue construido por los romanos en el año 150 a.C en madera, pero su construcción en piedra no fue hasta siglo XIV. 

Originalmente sus casas estaban ocupadas por carniceros pero a partir del siglo XVI se mandaron trasladar estos comercios fuera de la ciudad por el mal olor. Desde entonces han estado ocupadas por joyeros y orfebres, así que si quieres comprarte una joya fiorentina ¡este es tu lugar! 

¿Quieres saber cosas curiosas del Ponte Vecchio? La primera de ellas es que durante la Segunda Guerra Mundial el Ponte Vecchio fue el  Ãºnico puente de Florencia que no fue destruido; la segunda es que el puente cuenta con un corredor que uno el Palazzo Vecchio con el Palazzo Pitti al otro lado del río para que los Medici no se juntasen con el pueblo; y la tercera es que son muchas las historias que cuentan que el fondo del río Arno está lleno de joyas y tesoros a causa de las crecidas e inundaciones de las joyerías.

6. PERDERSE POR LA GALERIA UFFIZI

Muchas ciudades europeas tienen la suerte de ser el hogar de grandes obras de arte, y Florencia no podía ser menos. La cuna del Renacimiento guarda secretos y auténticas joyas del arte clásico, y uno de esos tesoros es la Galería Uffizi. 

La Galería Uffizi es otro de los lugares imprescindibles que ver en Florencia, considerada una de las colecciones de pintura más ricas y famosas del mundo, recorrer sus pasillos y salas es algo que hay que hacer cuando se viaja a Florencia. En ellas encontramos obras de grandes genios del arte como Botticelli, Leornado Da Vinci, Miguel Ángel, Rafael o Tiziano. 

La galería fue construida en el siglo XVI por orden de Cosme I de Medici, ya que quería sustituir el Palacio Vecchio como residencia y desde entonces comenzó a albergar numerosas obras de arte en posesión de los Medici. Dos de las grandes obras de la Galería Uffizi son el Nacimiento de Venus de Botticelli o La Anunciación de Da Vinci. 

Perderse por sus galerías y dejarse atrapar por la atmósfera artística de la Galería de los Uffizi es una de las cosas que hay que hacer en Florencia.

7. PIAZZA DELLA SIGNORA Y PALAZZO VECCHIO

La Piazza della Signora es otro de los lugares imprescindibles que hay que visitar en Florencia. Si el centro religioso de la ciudad es la Plaza del Duomo, la Piazza della Signora es el centro del poder civil y desde hace siglos una de las plazas más animadas de Florencia. Ya en tiempos del Imperio Romano la plaza era una de las zonas más importantes de Florencia ¡tenía hasta una instalación termal!

Sin embargo, en la Edad Media estas termas desaparecieron y los artesanos fueron tomando poco a poco los locales de la plaza. La forma actual de la plaza tiene sus orígenes en el siglo XIII y desde ese momento ha ido conformándose como una de las más importantes gracias a los edificios que la custodian y los monumentos que encontramos en ella como la Fuente de Neptuno, la Estatua de Cosme I o el Palazzo Vecchio. 

El Palazzo Vecchio es otro de los edificios más bonitos de Florencia, y es que su arquitectura y la decoración interior recuerda a los palacios venecianos. Fue construido en el siglo XIII como residencia y lugar de trabajo para los funcionarios de la República y si eres un amante de la historia ¡su visita te encantará!

8. PLAZA DE LA SANTA CROCE

Otra de las plazas que no podemos perdernos en una visita a Florencia es la Plaza de la Santa Croce. Tanto la plaza como la iglesia del mismo nombre es otro de los lugares imprescindibles que hay que ver en Florencia ¡y su belleza nos enamorará!

La mejor forma de llegar hasta la Plaza de la Santa Croce, situada en el corazón de Florencia, es callejeando y paseando tranquilamente, disfrutando de los preciosos palacios florentinos y admirando los detalles que nos regala Florencia. 

La Plaza de la Santa Croce destaca por estar rodeada de grandes palacios y la Iglesia homónima es una de las iglesias más curiosas y bonitas de Florencia. Es la iglesia franciscana más grande del mundo y ¡un autentico panteón! En su interior están enterradores numerosos artistas y grandes figuras de la historia como Miguel Ángel, Maquiavelo y Galileo.

9. PALAZZO PITTI Y JARDINES DE BOBOLI

Recorrer y explorar Florencia es adentrarse en la historia del Renacimiento pero también descubrir la fascinante historia de una de las familias más influyentes y conocidas de Italia: los Medici. La ciudad está salpicada de edificios, detalles y monumentos donde los Medici han dejado su huella, y uno de los lugares donde están más presentes son en los Jardines de Boboli.

A mediados del siglo XVI los Medici decidieron abandonar el bullicioso centro de la ciudad y trasladarse al Palacio Pitti situado al otro lado del Arno. Aquí rodeados de la naturaleza de los Jardines de Boboli seguían controlando la ciudad y manejando los hilos con su influencia. 

Los Jardines de Boboli se encuentran detrás del Palacio Pitti y son los más grandes de Florencia. Aunque en un principio, en 1550 cuando los Medici compraron el palacio, los jardines no tenían una gran extensión, con el paso de los años fueron ampliándolos y convirtiéndolos en una de las zonas verdes más bellas de Florencia.

Hoy es uno de los lugares imprescindibles que ver en Florencia, pasear y relajarse por sus jardines es una de las mejores cosas que hacer en la ciudad. Entre grutas, fuentes y cientos de estatuas de mármol, caminar por los jardines de Boboli hará que te sientas un Medici y te traslades al esplendor comercial y artístico de Florencia.

10. VER ATARDECER EN LA PIAZZALE MICHELANGELO

Ya te hemos contado que Florencia cuenta con numerosos rincones y miradores desde donde admirar la belleza de sus paisajes. Pero si eres un enamorado de los atardeceres entonces tienes que visitar la Piazzale Michelangelo ¡desde aquí se tienen las mejores vistas del sol poniéndose!

Es uno de nuestros rincones favoritos, y es que esta plazuela ubicada en lo alto de la meseta sur del Arno es uno de los mejores lugares para contemplar todo el esplendor de Florencia. Desde su cima se tienen unas espectaculares vistas del río Arno con sus puentes, del Duomo y de los principales monumentos de Florencia. ¿Lo mejor que se puede hacer en la Piazzale Michelangelo? ¡Comerte un helado mientras los últimos rayos de sol te alumbran! Te aseguramos que será uno de los mejores momentos del viaje y que recordarás el atardecer el resto de tu vida.

Otra de las mejores cosas de la Plaza de Miguel Ángel es llegar hasta ella. Aunque la subida puede ser un poco dura, pasear por la orilla del Arno y callejear por esta zona de la ciudad ¡es genial! No es tan antigua como el corazón de Florencia y el contraste es muy especial. 

11. GALERIA DE LA ACADEMIA

Al igual que la Galería de los Uffizi, la Galería de la Academia es otro de los museos imprescindibles que hay que visitar en Florencia. Cuenta con una impresionante colección de escultura, pintura e  instrumentos musicales que hacen que sea un auténtico tesoro cultural. 

Pero la Galería de la Academia no destaca solamente solo por esto, sino por ser el hogar de una de las esculturas más famosas e impresionantes del mundo, el David de Miguel Ángel. Contemplar esta espectacular obra de arte es una de las cosas que hay que hacer en Florencia y asombrarse por su belleza algo que vivir y sentir una vez en la vida. 

El David es una de las obras más conocidas de Miguel Ángel, por la precisión de sus detalles y por su tamaño ¡tiene una altura de más de 5 metros!, y representa a David antes de enfrentarse a Goliat. El genio Miguel Ángel la comenzó a construir en el año 1501 y es sin duda una de sus grandes obras maestras. Cuando finalizó la escultura esta fue trasladada a las puertas del Ponte Vecchio en la Piazza della Signora, estuvo ahí durante siglos hasta que en el año 1873 fue trasladada a la Academia para protegerla de los fenómenos meteorológicos.

12. SANTA MARIA NOVELLA

Santa María Novella es una de las iglesias más bonitas e importantes que ver en Florencia. Si eres de los viajeros que llegan a la ciudad en tren, seguramente que Santa María Novella sea uno de los primeros monumentos que veas en Florencia, y es que está situada muy cerca de la estación de tren. 

La iglesia de Santa María Novella es la sede de los dominicos en Florencia y su interior guarda auténticas joyas y tesoros artísticos. Aunque su exterior también es digno de admirar, cuenta con una preciosa fachada de mármol blanco y verde, y muchos viajeros consideran que es la iglesia más bonita de Florencia ¡y no es de extrañar!

Visitarla es una de las cosas que hay que hacer en Florencia y es que en su interior se pueden contemplar dos de las obras de arte más importantes de la ciudad: La Trinidad y el Crucifijo de Brunelleschi.

13. DISFRUTAR DE LA GASTRONOMÍA ITALIANA

Una de las mejores cosas de viajar es disfrutar de la gastronomía local y degustar nuevas recetas. Italia tiene muchísimos atractivos y lugares que visitar, pero una de las grandes cosas que hacen especial al país italiano ¡es su gastronomía!

Por eso, en cualquier viaje a Florencia hay que disfrutar de la deliciosa comida italiana, visitando los mejores restaurantes de la ciudad, y también esos lugares donde solo los locales van a cenar. Los platos florentinos son uno de los más conocidos de la cocina italiana y aunque hay grandes recetas elaboradas, también hay otros platos como los trippai, una especie de bocadillo ¡que son deliciosos!

Pizza, lasaña, espagueti… ¡da igual lo que sea! Si se viaja a Italia siempre se va a disfrutar de su comida.

14. IR DE COMPRAS POR FLORENCIA

Florencia es una ciudad artística y llena de monumentos, pero también cuenta con secretos como sus mercados, donde perderse entre los puestos es una de las mejores cosas que hacer. 

El Mercado Central es un auténtico paraíso para los viajeros más gourmets, construido en el año 1784 y repleto de puestos gastronómicos donde comprar la mejor pasta, licores y productos de comida italianos. Pero si somos viajeros que prefieren otros recuerdos de los viajes, hay que ir al Mercado de San Lorenzo y al Mercado del Porcellino, ambos caracterizados por sus puestos de ropa, bolsos y accesorios. 

Te estarás preguntando que por qué el Mercado del Porcellino se llama así, y es que en una de sus entradas hay una estatua de un jabalí salvaje. Dicen que si se le toca el morro al animal, se vuelve a Florencia ¡así que apúntalo a tu lista, viajero! 

15. HACER UNA EXCURSIÓN A PISA

Si eres afortunado y tienes varios días para disfrutar de la preciosa Florencia no puedes dejar de hacer una excursión a la vecina Pisa. Está localizada en la costa y esta antigua ciudad portuaria es otro de los lugares que hay que ver en Italia.

Pisa es la ciudad natal del genio astronómico y físico Galileo, y cuenta con una historia fascinante. Además de recorrer sus calles, la foto con su inclinada torre no puede faltar en nuestro álbum viajero y es que es uno de los monumentos más visitados de Pisa. Pero la Torre de Pisa no es el único lugar que destaca en la ciudad, y es que su Duomo y el Baptisterio es otro de los monumentos que hay que visitar en la ciudad. 

MAPA DE FLORENCIA

Florencia se encuentra en plena Toscana. A continuación te dejamos un mapa para que puedas ubicarla.

VIAJAR A FLORENCIA CON HUAKAI

Si eres un amante de Italia y quieres descubrir Florencia con un grupo nuevo de amigos ¡vive la experiencia Huakai! En todos nuestros viajes en grupo a Italia se viven increíbles aventuras, se aprende de arte y se vuelve a casa con el corazón lleno de nuevos recuerdos. 

GDPR

  • POLÍTICA DE COOKIES

POLÍTICA DE COOKIES

Las Cookies son porciones de código instaladas en el navegador que ayudan al Titular a prestar el Servicio de acuerdo con los fines descritos. Algunos de los fines para los que se instalan las Cookies pueden requerir también el consentimiento del Usuario.

Cuando la instalación de Cookies esté basada en el consentimiento, dicho consentimiento podrá ser revocado en cualquier momento, siguiendo las instrucciones previstas en la siguiente página: https://huakai.es/politica-privacidad-y-cookies/

 
 
 
 
 
 
 
 
× Â¡Escríbenos!